Uncategorized

¡No dormirás!

Acuarela de emociones...Despierta!

“No dormirás, ni hoy, ni mañana, ni nunca jamás de los jamases…amén”

Con esta frase nos dan la bienvenida al mundo fantástico de la maternidad, y las frases continúan una más fuerte que la otra, sutil, insospechada, paulatina y otras a “boca de jarro “o directamente en buen peruano, nunca tan propicio el momento como cuando la mujer embarazada anuncia su nuevo estado, entonces empiezan las preguntas indiscretas, las comparaciones, mitos y leyendas, los recuerdos a veces distorsionados por el tiempo, recetas de todo tipo, solo tienes que decir la palabra “embarazo” y el mágico mundo femenino se abre paso a la medicina ancestral, natural, contemporánea e incluso la que está por ser descubierta, la futurista y de vanguardia. Es sorprendente que de una mujer a otra las características sean diametralmente opuestas, pero tan reales y sobre todo reales en el pensamiento femenino, que se da por descartado cualquier viso de normalidad, algo grandioso va a suceder porque te tiene que pasar para que aprendas! y entonces somos nosotras las encargadas de anunciar, recetar, decretar y con ello aleccionar a las primerizas. Quien nos pregunto? Seguramente nadie, quien dijo necesito tu receta? Tu experiencia fue y será única, tan maravilladas quedamos de la experiencia maternal que nos creemos eruditas en el tema.

Los embarazos suelen ser motivo de alegría y por ello el dulce y marketero babyshower tiene que ser celebrado sin ninguna duda ni murmuración, tiene que dar la bienvenida al nuevo tesoro, la lluvia de regalos, desde baberitos, pañaleras, sonajas e incluso la cuna completa. Los juegos bromistas tienen un espacio reservado para la pareja o esposo, o esposa, o dos esposos o dos esposas, depende del país que te encuentres será tan normal como cotidiano en esta parte del mundo. Los juegos de doble sentido son de un rasco machista exacerbado, creo que es parte de la celebración a la virilidad del que no lleva el embarazo, contradictorio pero entretenido.

Recuerdo los juegos y las adivinaciones de mi babyshower, que si el género y el diámetro pueden ser adivinados con una moneda, con un péndulo, con el centímetro, de acuerdo al área y superficie matemática, que si mis gustos y sabores y si la tendencia de color o el encono especifico a una persona determinaría los rasgos de tu bebe. El embarazo siempre será motivo de asombro por lo bien o mal o regular que lo lleves, actualmente los embarazos salen bonitos en fotos, la embarazada ya no sale tan a flor de piel en sus fotos de perfil, sale más bien perfecta cual modelo de portada, y eso hay que celebrarlo, hemos superado algunos mitos ridículos y miedos infundados, aunque persistirá la incertidumbre por el futuro y lo que no se puede controlar. Recuerdo haberme preocupado de todo, de absolutamente todo cuando esperaba a mi bebe, aprendí de relajación, meditación, aromaterapia y con algo de imaginación aumentada y corregida encontraba en todos los mitos y todas la leyendas algo de certeza. Ya estaba organizado el nido y el colegio primario donde mi bebe estudiaría, lo ubique en los rankings exitosos de Ontario, sabia de los cursos de estimulación temprana, las guarderías cercanas, era por cierto primeriza y estaba bastante lejos de mi familia inmediata, entonces el esposo y las amistades se tornaban indispensables. Por instinto sabia que seria mujercita, y por animo de puro control, mantuvimos el factor sorpresa, pero aun así, nada nos pudo preparar para lo que sería el momento cumbre y magnifico, sublime, alucinantemente hermoso, el momento donde te cambia la vida para siempre, el nacimiento de mi bebe fue y será la maravilla de la creación y de mi vida, cuando por fin, después de nueve largos meses, vez el rostro enternecedor de tu bebe, sientes que el mundo se paraliza por un instante solo tú y tu bebe y nada más importa, que momento cumbre, que sensación tan completa y real, sentir a tu bebe en el pecho y sus latidos y sus manitos, y sus piecitos, ahora encima abrazándote, abrazándole, dándose mutuamente la bienvenida al mundo de la maternidad.

De momento veo con más frecuencia amigas embarazadas, escucho y observo bebes por todas partes, veo que la maternidad tan maravillosa y única como fue mi experiencia, no se puede comparar, y de repente pienso que no se repetirá con la misma perfección que la primera vez, quizá el milagro solo llega una vez y te hace tan feliz y tan completa que no das lugar a pensamientos mágicos.

 

 

Anuncios

2 comentarios en “¡No dormirás!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s