Uncategorized

Las cosas claras y el chocolate caliente

Acuarela de emociones...Despierta!

Del Derecho de Sucesiones y otras perlas…

Alguna vez escuché una conversación de grandes siendo muy chica, fue muy casual, en ella hablaban temas espinosos como la herencia de una casa que estaba siendo disputada y repartida entre diez hermanos, ¡físicamente repartida muy a nuestro estilo bien peruano!, se peleaban por la cantidad de metros cuadrados que les correspondía a cada uno, y que si la entrada y la salida serian por el lado derecho o izquierdo, que si para entrar se tendrían que mirar las caras, lo cual en ese momento era indeseable, y que si por favor establecían una escalera caracol no importando la inseguridad que esta representaba, y que si además se dividía todo con placas de triplay… Me impactó tanto a mis 7 años le conté a mi papá, mi gran abogado y le pedí además que se asegurara de dejarme su medalla de abogado, le dije en mi inocencia de niña, que tomara todas las precauciones pues no quería que nadie me la quite, esa medalla representaba la mismísima gloria en mis cavilaciones infantiles.

El día que mi padre se graduó de abogado fue sin duda uno de los días más felices de mi vida, fue un día de ensueño, un día en que los príncipes y las princesas se vuelven realidad, la felicidad de ese momento la atesoro con muchísimo cariño y tal vez con demasiada devoción. Ese día todos nos vestimos con nuestras mejores galas, sin embargo, mi padre tan galante y apuesto, brillaba con su propia aura de grandeza, de nobleza, con una sonrisa que representaba años de lucha, de estudio, de sacrificio, mi padre entró en ese salón como si entrara en las nubes y yo lo acompañé hasta el momento que recibió su hermosa medalla de oro, yo estuve allí y sentí tanta emoción que soñaba despierta, parecía que gravitábamos, aquel momento lo recuerdo como en un sueño hermoso del que nunca hubiera querido despertar.

Un año después de aquella experiencia inolvidable, mi padre partió en el viaje sin retorno, le lloré tanto que me quede sin lágrimas, en medio de tanta pena y desolación, mi madre previsora y adivinando quizás mi deseo, me entregó su medalla en una pequeña cajita junto a un corazón con la foto de ambos. Aquella cajita entro conmigo al altar el día que me casé, fueron la fuerza y el espíritu que de lejos me acompañaron siempre.

Sin embargo los temas de sucesiones peruanos y canadienses suelen ser complicados, menos de ensueño y más terrenales de lo que uno piensa, no siempre las partes terminan satisfechas, los temas de sucesión intestada, es decir cuando no existe testamento son los que abundan, el tema de herencias y herederos, su capacidad para heredar, la legítima, que es la parte intangible a heredar por ley, los testamentos apócrifos y los que son testados, y la lista es interminable por las consecuencias mediatas en inmediatas, en parte por la falta de planificación y por otro lado, lo intrincado del derecho de sucesiones peruano y canadiense.

La planificación de la sucesión ciertamente debe implicar la ejecución de actos legales, que pueden ir desde el otorgamiento de un testamento hasta la elaboración de poderes especiales personales, patrimoniales, de salud, que deben ser adecuados según el caso y con el consejo de un abogado especialista en sucesiones, conocido en Inglés como Sucession Law, Wills and Estates. Estos actos deben ser acompañados de otras planificaciones en el ámbito personal para asegurar la armoniosa y adecuada sucesión. El tema en cuestión es pues siempre dejado de lado y casi pecado de conversarlo en reuniones familiares, sin embargo, la previsión y correcta planificación de nuestros temas patrimoniales y personales, como miembros de una familia o titulares de una empresa, puede significar la tranquilidad futura de sus descendientes y ascendientes, la empresa que dependa de usted, y de la sociedad que sin duda se lo agradecerán.

Anuncios

1 comentario en “Las cosas claras y el chocolate caliente”

  1. Qué complicado tocar este tema!! Existen tantas ideas que dan vuelta a la cabeza cuando hay que hablar de dar un orden a los bienes antes de partir. Existe una sensación de materialismo con el que uno no quiere verse relacionado, una dósis de quedar como interesado(A) ante el resto de familiares, el no saber qué posición podría tomar tu o tus hermano, qué papel juegan los hermanos externos ( cuñados y cuñadas) Hablar de este tema también señala que en un futuro en un no muy largo plazo el fin de algunas vidas llegará .. tema complicado que muchas veces peruanos, latinos, en general creo, por lo que he visto, nadie quiere tocar hasta el final de finales…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s